15 enero 2020
admin
Uncategorized

¿Por dónde empezar los preparativos? – vuestro Top 3

Todo empieza con la pedida de mano, que es el momento de felicidad y entusiasmo por la decisión de casaros y pasar el resto de vuestra vida juntos. Después de esto, en ocasiones viene la inseguridad por todo lo que viene en cuanto a los preparativos y desconocimiento de por dónde empezar.

Debajo encontraréis una breve lista de algunos elementos sin los que ninguna boda se puede llevar a cabo y algunos consejos sobre qué hacer para facilitar la organización del evento.

  1. Lista de invitados

Muchas veces es difícil decidir cuántas personas queréis invitar. Tenéis que decidir si durante la boda os queréis rodear solo de los más cercanos o la aprovechareis como pretexto para renovar algunos antiguos lazos, invitando a personas que lleváis tiempo sin ver. Algunas parejas eligen la estrategia “debemos invitarlos aunque no tengamos tanta relación” y otras “ellos nos invitaron”, cuando muchas veces es suficiente pensar en términos de “me apetece, no me apetece”. Recordad que lo más importante es pensar en lo que es más justo para vosotros, es vuestro día y sois vosotros quienes tienen que sentirse cómodos.

     2. Lugar y tema de la boda

Cuando ya habéis establecido una primera versión de la lista de invitados no deberíais suponer que todos podrán asistir, de hecho normalmente un 10 – 15% de los invitados no acuden al evento por diferentes motivos. Sin embargo sabiendo un número de invitados aproximado ya podéis empezar con la búsqueda del sitio para celebrar la boda, que es el elemento más relevante en los preparativos y muchas veces el más difícil de elegir por la frecuente falta de disponibilidad. Decidirse por un sitio, de alguna manera define el estilo y el tema de boda, pudiendo ser por ejemplo rústica, al estilo de palacio o quizá en un entorno más moderno. Todo depende de vuestros gustos. Cada vez más a menudo las parejas deciden celebrar sus bodas los jueves o viernes ya que los sábados se reservan con mucha antelación y, a veces, ya no están disponibles. Es una alternativa práctica y que reduce los costes.

3. Fotógrafo y videógrafo

Algo muy parecido a lo que sucede con los lugares de boda, ocurre también con los fotógrafos y realizadores de contenido audiovisual – los mejores se contratan incluso con dos años de antelación. Por supuesto no hay que suponer de antemano que vuestra fecha ya no está disponible, pero es importante reservarlo lo antes posible.

La clave es empezar la organización con suficiente antelación, así actuáis con suficiente tiempo para encontrar los proveedores que cumplirán vuestras expectativas.

najnowsze na instagramie

#weselnesprawyweddings